Último día de Cibeles

La última jornada de Cibeles la ha inaugurado Elisa Palomino en la sala Lancia en torno a las once y media. La colección que ha presentado es muy diferente a la que presentó en Septiembre. Muy femenina, un cruce entre oriente y occidente. Motivos florales estampados en finísimas gasas y sedas con grandes prendas de piel auténtica. Románticas franjas de volantes en rosa palo, nude, crema y granate.

La propuesta de Teresa Helbig se define por el contraste de materiales: cuero acharolado, transparencias y paño de cuadros.

A las tres de la tarde, Juana Martín arrojaba a la pasarela un muy interesante ejercicio de texturas y volúmenes a base de faldas acolchadas de volantes, lentejuelas, plumas y vestidos de hebras de lana pura. La paleta la formaban negros, blancos rotos y verdes botella.

A partir de las cuatro y media han comenzado los desfiles dobles con Nicolás Vaudelet y Sara Coleman. El primero con una propuesta de sport adinerado con cazadoras de cuero marrón y reinvenciones del pantalón de montar.

Por su parte, Sara Coleman, recién salida de la plataforma de El Ego, ha sugerido un invierno casual en gris medio aderezado con cintas de cuero perforado. El material estrella, el paño.

El esperado desfile de Ion Fiz junto a Maria Escoté ha sido uno de los mas concurridos del día y de los mas apresurados. El primero ha presentado una colección algo descafeinada.

Maria Escoté, fiel a sí misma, ha defendido una propuesta muy cañera, toda de negro con un toque salvaje con joyería de cabezas de león y de lobo.

Tras el premio L’oreal para Alejandra Alonso y Ángel Schlesser, continuaba uno de los desfiles más dispares de esta edición. La diversidad del publico asistente anunciaba las diferencias -estilísticas- entre Martín Lamothe y Carlos Díez. El primero, una propuesta para hombre y mujer con mucho amarillo, azul intenso y neutros. Para ella, un silueta cilíndrica vertical. Continúa con ejercicios de texturas en forma de bucles de gomas y entrecruzados.

Por otro lado, Carlos Diez muestra una coleccion de ochos de punto, versiones de la camisa masculina en distintas prendas, un estampado en blanco y negro; y prendas de cuero negro con tachuelas.

La intensiva jornada ha acabado con el desfile de Miguel Marinero y Jesús Lorenzo, dando el cierre a la edición número 53 de Cibeles. La propuesta de Miguel ha resultado muy coherente con su trayectoria. Exquisitas pieles en negro o verde oscuro para una mujer adinerada, elegante y sofisticada.

Sin embargo, Jesús Lorenzo ha mostrado looks muy urbanos en los que mezclaba pieles teñidas de colores vivos con jeans rebajando enormemente el habitual target de la peletería y creando composiciones alegres, actuales y contemporáneas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s