‘Made in Spain’ en el contexto internacional

Esta mañana, he tenido la suerte de poder asistir a una ponencia que intentaba posicionar la imagen del Made in Spain en el marco internacional. La charla ha sido enormemente interesante y revelaba a la industria textil como la cuarta industria que aporta valor a nuestro país. Alimentación, turismo y banca encabezan la lista.
Todos sabemos que el sector textil, como tantos otros, pasa por momentos críticos: el cierre de las fábricas locales y la producción exterior en orígenes lejanos y de menor costo; y el encarecimiento de las materias primas. Por otro lado, preocupantemente, India y China están empezando a crear sus propias marcas.
Las tiendas independientes están siendo las más afectadas por estos momentos. Han subido las marcas de prestigio, medias marcas bien posicionadas y marcas de low cost. Es clara la necesidad de buscar los aspectos difereciadores de nuestra marca.
En cuanto al marco internacional, nuestro mayor comprador es Francia.
Se ha resaltado la gran necesidad de exportar. Las grandes compañías españolas -Telefónica, Banco Santander, Zara- reciben un 75% de sus beneficios fuera de nuestras fronteras. Tenemos que pensar a lo grande y registrar nuestras marcas internacionalmente.

Es curioso saber que la rivalidad entre las propias marcas españolas enriquecen la exportación.
Se ha reiterado la importancia del marketing, del precio, de conocer la tendencia del fast fashion. Saber que actualmente en Europa pierde valor la marca a favor de la calidad y la conveniencia de desarrollar fórmulas verticales para la industria de la moda.
Es importante seguir ligando la imagen de marca a España y no avergonzarse. Diseño, colorido, frescura, positivismo, valientía, buena calidad-precio son atributos positivos del Made in Spain. El calzado y la piel también son muy valorados. La simpatía de España se erige como un valor que hay que capitalizar.
Las debilidades: desconocimiento, falta apostar por ello, falta de liderazgo como empresa española, calidad mejorable, llegar tarde a muchos mercados, problemas con la movilidad, con el idioma y con el marketing internacional.
Nos tenemos que centrar. Se nos percibe peor que el Made in Italy pero es lógico, hay que seguir trabajando. Podemos capitalizar el Made in Spain y usarlo como diferenciación. Se aconseja volver a la alta artesanía y unir diseño a la calidad del tejido, mejorar los acabados, mantener controles de calidad, reducir el tiempo de producción, reforzar imagen de marca, definirla bien, invertir en marketing y capitalizar la creatividad.
Ya es hora de que empecemos a valorar lo que somos, creernos españoles -no catalanes, madrileños o granaínos- y presumir de ello.
Impulsar la exportación para disminuir las importaciones y equilibrar la balanza económica nacional apostando por nuestras propias marcas, vendiéndolas fuera y comprándolas dentro; es deber de todos.

2 comentarios en “‘Made in Spain’ en el contexto internacional

  1. Pablo dijo:

    Totalmente de acuerdo con todo lo dices, esto no se trata solo de quejarse en labor de todos, habrá industrias que te permitan mas el chovinismo que otras, supongo que será difícil comprar un smartphone fabricado en España, pero no así un coche.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s